El Cine

El cine en un principio tuvo su desarrollo desde una vista científica antes de que sus posibilidades artísticas o comerciales se conocieran y exploraran. El primer avance científico que condujo directamente al desarrollo del cine fueron las observaciones de Peter Mark Roget, secretario de la Real Sociedad de Londres, que en el año de  1824 publicó una importante labor científica con el título de Persistencia de la visión en lo que afecta a los objetos que están en movimiento, en el que se estableció que el ojo del ser humano retiene una imagen  durante una fracción de segundo posteriormente de que la persona ya no la tiene en la mira. Dicho descubrimiento inspiró a muchos científicos a la investigación para demostrar el principio.

Tanto en Estados Unidos como en el continente europeo se realizaba la animación  de imágenes dibujadas a mano como forma de diversión, empleando dispositivos que se hicieron populares en los salones de la clase social media. Específicamente, se descubrió que si 16 imágenes de un movimiento que transcurre en un segundo se hacen pasar sucesivamente en el mismo segundo, la persistencia de la visión las une y hace que se vean como una única imagen en movimiento.

El zoótropo que se utiliza hoy en día consta de una serie de dibujos impresos en sentido horizontal en bandas de papel colocadas en el interior de un tambor giratorio montado sobre un eje; en la mitad del cilindro, una serie de ranuras verticales, por las cuales se mira, permiten que, al girar el aparato, se perciban las imágenes en movimiento. Un aparato un poco más elaborado era el praxinoscopio, del inventor francés Charles Émile Reynaud, que consistía en un tambor giratorio con un anillo de varios espejos que se coloca en el centro y los dibujos se ponen en la pared interior del tambor. Según giraba el tambor, los dibujos parecían cobrar vida y movimiento.

Hoy en día existen computadoras con programas muy especializados y detallados que hacen más fácil la elaboración de múltiples películas. Un área más en donde la tecnología ha demostrada su gran capacidad…

Películas Clásicas

Lo que el Viento se Llevó

Inolvidable película de 1939 dirigida por Víctor Fleming y protagonizada por Clark Gable, Vivien Leigh, Leslie Howard y Olivia de Havilland los cuales están espectaculares en la caracterización de sus personajes. Producción que cuenta una historia de amor desde la pre-guerra civil americana hasta los difíciles tiempos de la posguerra. Con acción, intriga, amor, historia y humor, fue en su momento la película más cara y larga cerca de 4 horas, que se había rodado. Ganadora de 8 Oscar en las principales categorías y 2 especiales de la Academia,

Fantasia

Se trata de un clásico del cine de animación de la factoría Walt Disney, estrenada en 1940. Combina de forma perfecta e irrepetible música clásica y dibujos animados. Consta de siete partes en las que compositores de la talla de Bach, Tchaikovski o incluso Beethoven visten de sonido a imágines irrepetibles como nunca se ha hecho. Ganó dos Oscar especiales de la academia. En definitiva película increíble y recomendable para niños y adultos.

¡Qué bello es vivir!

Película dirigida por Frank Capra en 1946 y protagonizada por James Stewart, Donna Reed y Lionel Barrymore. Es una comedia romántica, una hermosa historia de amor y también una crítica social. Es una película inspiradora y que hace plantearse como sería la vida de los tuyos sin uno mismo. Bella historia que gana cada vez que se vuelve a ver.

Cantando bajo la lluvia

Grabada en 1952, considerada por muchos como el mejor musical de la historia. Protagonizada por un Gene Kelly espectacular y Donald O’Connor y Debbie Reynolds dándole la réplica. Incluye increibles números musicales se van sucediendo y engranando a la perfección con una historia que nos lleva del cine mudo al sonoro. Digna de no perderse es la escena del baile bajo la lluvia considerada como la mejor secuencia del cine.