Piratas del Caribe

Esta película producida por Walt Disney fue originalmente concebida a mediados de los años 1950 como una atracción-museo de cera acerca de piratas históricos, Pirates of the Caribbean se cobró vida con la animación a través en un paseo en barco en medio de un pequeño recorrido por agua a lo largo  de un edificio con paisajes, decoraciones y robots disfrazados al tema original. El cambio de planes se suscitó después de la visita hecha por Walt Disney a la Feria Mundial de Nueva York en el año 1964, donde adquirió diversas ideas tecnológicas para sus parques temáticos de diversión. El ingeniero Marc Fraser Davis fue uno de los principales encargados de fusionar el tema con una serie de sketches con el fin de hacer la atracción llena de diversión. Sus colaboraciones pueden observarse aún en uno que otros sectores del recorrido, inclusive después de las renovaciones de las que la atracción ha sido objeto.

La novedad de dichos diseños trataban en un recorrido en un pequeño bote por corrientes artificiales de agua, llevando al visitante a simular una travesía al interior de un imaginario paisaje pirata, donde sobresalían los hábitos, aspectos y costumbres del día a día en la vida de una persona que se dedicaba a ser pirata. En donde los vestuarios, música y toda la animación llevan a los visitantes a vivir la experiencia de estar en un pueblo pirata.

En marzo del año 1967 dicha atracción fue inaugurada a todo el público donde se volvió en el proyecto que contaba con mayor cantidad de robots de esa época. Asimismo fue la última atracción en cuyo diseño estuvo involucrado el Sr. Disney antes de fallecer.