Himno a la alegria por Miguel Rios Original

A finales de los años 60, Miguel Ríos recala en Hispavox, donde iniciaría una lenta escalada con éxitos pop como “El Río”. En Diciembre de 1969 comenzarían las sesiones de grabación del Lp “Despierta”, en cuya Cara B se escondía este “Himno a la alegría”, el mayor éxito en la carrera del cantante granadino, un hit que durante el año 1970 alcanzaría los primeros puestos en listas de medio mundo.
Se trata de una adaptación del cuarto movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven, que en su momento despertó tantos furores como fervores, vendiendo millones de copias tanto en España como en EE.UU y Japón. Los arreglos se los debemos a Rafael Trabuchelli, el gran productor español de los sesenta y setenta, y a Waldo de los Ríos, el malogrado músico argentino afincado en nuestro país. Miguel iniciaría una importante gira mundial para promocionar esta canción, y volvería obnubilado por la cultura californiana y por la música que allí se hacía (Texto de JOSE RAMON PARDO).